sábado, 8 de noviembre de 2008

Al final llamé

Ya no sé cuántas entradas de este blog se titulan "llamé" o "volví a llamar".

Cuando las chicas de Meniños vinieron a ver la casa nos pidieron que no les llamáramos, que ya nos llamarían ellas. A mi me extrañó que la gente se dedicara a llamarles, pensé "la gente es muy pesada". Y ahora me encuentro llamando, deseando llamar, haciendo esfuerzos para no llamar constantemente, buscando excusas para llamar. Irónico.

Bueno, llamé y hablé con C., la chica que lleva nuestro ofrecimiento. Me dijo que nos habían considerado para los niños que tienen en los centros ahora mismo, pero que no hay ninguno que sólo tenga discapacidad física y no intelectual.

Ya he hablado de nuestro ofrecimiento y de porqué no incluye discapacidad intelectual. Ya sé que es un prejuicio y que estamos discriminando. Ya me siento mal por eso. Por favor, no me escribais para decirme que deberíamos incluir niños con discapacidad intelectual. No se trata de que podríamos ser felices con un niño con discapacidad intelectual, aunque estoy segura de que lo seríamos, se trata de qué niño podemos acoger ahora y recibirlo sin miedo y con alegría desde el primer momento.

Bueno, C. me dijo que hay que esperar y que nos tienen en cuenta y que estamos "número uno".

Le pregunté si ella cree que deberíamos presentar los papeles de la adopción nacional. Habíamos decidido no hacerlo porque pensábamos que tendríamos niño/a con Meniños antes de que el IMMF consiguiera procesar nuestro expediente. Pero C. me dijo que "están recomendando a todo el mundo que abra expediente en la adopción nacional", así que eso vamos a hacer.

Mi estimada esposa dice que no lo entiende. ¿Hay o no hay un montón de niños en los centros esperando una familia de acogida? Porque si los hay, ¿cómo estamos esperando tanto? y ¿cómo pueden desviar familias hacia la adopción nacional? Y si no los hay, ¿porqué se rasgan las vestiduras y dicen que hay tantos niños esperando una familia? A mi me da que lo que pasa es que tienen muchos niños mayores que nuestra querida hija y como sólo nos pueden dar un niño/a más pequeño/a tienen muy pocos niños para nosotras.

En fin, seguiremos esperando.

6 comentarios:

sil dijo...

hola arce,
sigo desde hace tiempo tu blog...se agradece leer de vez en cuando comentarios reivindicativos pero no descalificativos, hay gente que confunde estos adjetivos...
De forma egoista espero que tengas a tu niño-a pronto, porque esto signficará que falta menos para el nuestro.
Entiendo (y apoyo, con lo que ello conlleva...)que no elijas un niño con discapacidad psiquica. No todos estamos preparados para ello, mi pareja y yo no lo estamos, pensamos que ese tipo de discapacidad nos haría ser condescendientes en exceso con él, y bajo nuestro punto de vista, unos padres condescendientes (en exceso) no son buenos padres.
Bueno, sólo eso...Disfrutad del fin de semana

A. Daniela dijo...

Arce, es normal perder la paciencia, llamar mil veces, yo haría lo mismo, se trata de vuestro hijo/a, sé feliz de poder tener esta opción de adoptar un niño/a otra vez y darle una mejor calidad de vida.

Me encantaría hacerlo, pero en Chile, ni siquiera una mujer soltera puede adoptar.

Un abrazo y mucha fuerza.

Arce dijo...

Hola Sil,

graicas por seguir mi blog y por dejarme un comentario.

He visitado tu blog, pero no he podido averigüar dónde estais. ¿Estás en la lista de la adopción en Madrid?

Un beso,
Arce

Arce dijo...

Hola A. Daniela,

gracias por dejar un comentario.

Acabo de leer en tu blog que estais listas para el segunto intento. ¡Buena suerte!

Un beso,
Arce

Mar dijo...

Arce, nos han preasignado!! pronto estaremos juntos.

Nuestr@ hij@ si que tiene una discapacidad intelectual, un retraso madurativo que le afecta especialmente al lenguaje.
Estamos muy ilusionados y creemos que estamos preparados para asumir lo que venga y siempre pensando en positivo:-))) Llegará donde tenga que llegar.
Espero leer pronto en tu blog vuestra asignación!!!!
Mar

Arce dijo...

Aaagggghhhh!!!

Acabo de leer tu mensaje Mar. ¡Felicidades!!

¡Quiero saberlo todo!

¡Y quiero fotos, millones de fotos!!

A ver si encuentro tu email y te mando un mensaje.

Ay, qué nervios!