viernes, 17 de octubre de 2008

Cuando nazca mi hermano o hermana

Nuestra querida hija no acaba de comprender muy bien el proceso de adopción, a pesar de que le hemos explicado mil veces que creció dentro de una mujer que no podía ser su mamá y que nos esperó en un colegio hasta que terminamos los papeles y pudimos ir a buscarla.

Durante estos meses de espera, que se le están haciendo interminables, habla mucho de su futuro "hermano o hermana". A parte de la gracia que nos hace esta forma tan políticamente correcta de hablar ("Va para política", me dice mi querida esposa de vez en cuando), nos sorprendre comprender cómo ve ella el proceso de adopción.

Una cosa que dice con frecuencia es "cuando nazca mi hermano o hermana". Se refiere a cuando Número 3 venga a casa. Nosotras siempre le decimos que su "hermano o hermana" probablemente ya ha nacido, pero que como no tenemos todavía los papeles no nos llaman para que vayamos a buscarlo. Pero ella sigue insistiendo en equiparar el nacimiento con la adopción.

Tengo una amiga que adoptó a una niña cuando tenía 4 años. La niña le dice siempre que ella no fue bebé. Me parece a mí que ella también equipara el momento del nacimiento con la adopción.

Esto me preocupa. Creo que es importante que nuestros hijos sepan que nacieron de una mujer como todos los demás. Que fueron recién nacidos y bebés.

Y para eso creo que lo que tenemos que hacer es hablarles de sus madres biológicas. Es un tema controvertido entre los adoptantes. En general nos gusta pensar que nuestros hijos son huérfanos o en todo caso borrar de la historia de nuestra familia a estas mujeres.

Es verdad que nos es difícil comprender la situación de estas mujeres y porqué hicieron lo que hicieron. Pero también es verdad que no es nuestro papel juzgarlas, ni siquiera, si me apuras, entenderlas. Con aceptarlas sería suficiente.

Creo que es importantísimo para el desarrollo de nuestros hijos y para establecer con ellos una relación de confianza donde no hay mentiras ni secretos, que les hablemos de sus madres biológicas.

A cada uno según lo que sepamos y según la edad del niño, por supuesto, y siempre con generosidad y compasión, pero sin paternalismos.

También creo que el motivo por el que las familias adoptantes prefieren no hablar de ellas es que les tienen miedo. Piensan, quizás de forma muy subconsciente pero real, que estas mujeres compiten con ellos por su papel de madre o padre y tienen miedo de que el niño acabe prefiriéndolas.

A mi me gustaría pensar que nuestros hijos tienen amor para todos los adultos que han participado en su vida (e incluyo aquí también a la gente que trabaja en los orfanatos y los centros de acogida).

Y me gusta pensar que la relación que estoy construyendo con mi hija en el día a día no tiene competencia.




10 comentarios:

Hester Prynne dijo...

¡Hola! Felicidades por un blog maravilloso y por ese proyecto de vida tan lindo. Un beso desde la bolloesfera.

Arce dijo...

Gracias, Hester

Un beso a ti también,
Arce

Hilario dijo...

Hola
Soy Hilario, marido de Virginia, y como veo que sigues buscando la vida con discapacidad en España, quiero que conozcas nuestro caso. Te dejo este enlace publicado en El País como introducción:
http://www.elpais.com/articulo/paginas/milagro/Virginia/elppor/20070422elpepspag_6/Tes

Ahora estamos esperando nuestro segundo hijo, "el hermanito", que nacerá para diciembre 2008.
Siempre es una aventura encontrarse en la red, aunque no hayamos dado el salto a publicar en blog. También hay vida fuera de la red...

Un abrazo de >Hilario y >Virginia

Inma dijo...

Yo también creo que es importante hablarles de como ha sido el proceso, entiendo que es muy complejo y que seguramente tenga que pasar tiempo hasta que lo entiendan completamente. De momento creo que lo hacéis genial, ella dice "cuando nazca..." y tu le insistes, seguramente ya ha nacido, tampoco se debe forzar la situación, es cuestión de siempre dar las explicaciones, y poco a poco ella irá integrando toda la información, saludos Inma Cardona

Hilario dijo...

Te dejo no obstante nuestros correos:

virginiafs@telefonica.net
c-c@telefonica.net

Arce dijo...

Hola Hilario y Virginia,

gracias por hablarme de vuestra historia.

He leído el artículo de El País y, a parte de que era un pelo paternalista, como suelen ser la cobertura de las personas con discapacidad en los medios, me ha gustado mucho.

Felicidades por vuestro próximo hijo. Me dais mucha envidia.

Un beso,
Arce

Arce dijo...

Hola Inma,

sí, estoy de acuerdo conmigo. hay que contestar a las preguntas y hablar de las cosas con naturalidad cuando surge la ocasión, pero no estar detrás de los niños dándoles nuestra versión de "los hechos" sin ton ni son cuando ellos están en otra cosa.

Y sí, es verdad, igual que se va entendiendo poco a poco cómo se crean los bebés, cómo funciona correos y cómo la ropa sucia acaba llegando limpia y doblada al cajón, igual nuestros hijos necesitan tiempo para entender el proceso de las adopciones.

Un beso,
Arce

Arce dijo...

Inma,

acabo de ver, en un mensaje que me dejaste en otra entrada del blog, que tú también estás en el Foro de Vida Independiente.

Yo me apunté al grupo de Yahoo, pero no tengo noticias. ¿Sabes qué puedo hacer para ponerme en contacto con el moderador?

Gracias,
Arce

Sonia dijo...

Felicitarte por tu blog, es fenomenal!! y decirte que estoy totalmente de acuerdo en que nuestros hijos deben comprender que en el "fondo" son iguales a los demás, quizás no en la "forma"...
Muchos besotes

Virginia · Hilario dijo...

hola de nuevo

agradecerte las felicitaciones y anunciarte que hemos enlazado tu blog al que acabamos de abrir para el hermanito que llega...

ya ves, sigue habiendo vida fura de la red.... y dentro
http://gregoriodavid.blogspot.com/

a propósito, me hizo gracia el comentario de "tono paternalista", supongo que por estas derivadas del lenguaje: A Virginia le llevó su embarazo de la niña una ginecóloga, una periodista hizo la entrevista, una fotógrafa las fotos... y el resultado es un tono paternalista. Con más propiedad diría yo "maternalista"... :-)