jueves, 19 de marzo de 2009

Dentista


Hemos encontrado a la dentista perfecta. Trabajó en un hospital que nos encanta con niños altamente medicalizados y comprende perfectamente las fobias de nuestra hija.


En la primera cita se pasó dos horas, sí, dos horas de reloj, hablando con ella y consiguió mirarle los dientes, hacerle una radiografía panorámica y "limpiarle" los dientes con un algodón.


En la tercera cita consiguió limpiarle los dientes con un cepillo que iba con el torno.


En la tercera cita consiguió quitarle una caries (la más pequeña) y empastarle una muela.


Y nuestra querida hija hizo todo esto sin llantos, sin miedos y de forma totalmente voluntaria.


Estoy que no me lo creo.
Foto: Un gran agujero en la tierra: hoy hemos estado trabajando en el jardín.

3 comentarios:

Hester Prynne dijo...

¡Hola!
Os invito a que os paséis por mi blog para enteraros de la última fechoría especuladora de Gallardón y Rouco… ¡Gracias y abrazos!

Lau...rulando ya!!!... dijo...

Cuanto me alegro que econtreis una profesional buena!...vuestra niña estará contenta!

Besos!

Sori dijo...

Hola, realmente es maravilloso encontrar buen@s profesionales. Nuestra hija de 20 tuvo 10 empastes y arreglos, al final no se quería ir de la dentista. Necesitaría contactar con ustedes, sería posible que me mandaran un correo a tesorma@terra.es. Saludos sori